GP Gran Bretaña: Pirelli cambió los neumáticos en Silverstone sin avisar a los equipos y a la FIA – MARCA.com

CAMBIARON LAS RUEDAS SIN AVISAR A LOS EQUIPOS Y LLEGÓ EL DESASTRE

Pirelli engaña a todos

Hamilton, en el momento del pinchazo en su Mercedes cuando era líder / Foto: AFP

Hamilton, en el momento del pinchazo en su Mercedes cuando era líder / Foto: AFP

MARCO CANSECO. SILVERSTONE 01/07/13 – 11:58.

La cuestión es mucho más grave de lo que parece y ha acabado por destaparse la gran mentira. El resumen es que Pirelli cambió las ruedas para esta carrera, a espaldas de los equipos y a espaldas de la FIA. Cambió el modo de construcción de las ruedas, las trajo motu proprio a Silverstone sin decir ni pío a nadie y la improvisación le salió de la peor manera. Lo de menos es que cambiaran de pronto el rendimiento de todos los coches de la parrilla, lo grave es que ha puesto en peligro la seguridad, es decir, la vida, de los pilotos.

MARCA está en condiciones de asegurar que Pirelli trajo a Gran Bretaña una nueva remesa de ruedas, con una estructura diferente. Al anillo de acero de la estructura se le ha pegado encima una capa de kevlar antes de la banda de rodadura de caucho. Pretendían eliminar el sobrecalentamiento de la goma que ha causado delaminaciones en algunos grandes premios.

Y MARCA lo sabe porque Sauber y McLaren mandaron a operarios propios a intentar recuperar los trozos esparcidos por el asfalto de los neumáticos que iban en sus coches. Con eso y con los restos que quedaban en la llanta ensamblaron el puzzle y destaparon la tostada. Les habían engañado todo el fin de semana.

Paul Hembery afirmaba a pregunta de este diario en la parrilla: «Puedo asegurar que estas ruedas son iguales en compuesto y construcción a las que se usaron en Barcelona». Nadie sabía el problema masivo de destrucción que sufrirían en la carrera.

La pregunta llegaba porque nadie se explicaba cómo Ferrari y Lotus habían variado su rendimiento a la baja y Toro Rosso había subido tanto sin un cambio estructural y en una pista tan parecida a la de Montmeló en cuanto a rapidez y cambios de dirección. En Ferrari se hacían cruces por la mañana. Nadie sabía explicar lo sucedido en la clasificación, pero se negaban a creer que Pirelli hubiera engañado a toda la parrilla, trayendo nuevas ruedas sin aviso. Se negaron a esparcir la duda, aunque sospechaban, desde luego.

Por la tarde, varias fuentes de toda solvencia, alguna exterior a los equipos, confirmaron que las gomas no son iguales. Hembery y por ende Pirelli, mintió, no a MARCA y a todas las televisiones que cubren el Mundial, porque eso tampoco es importante. Mintió a sus clientes y al público.

Tras el desaguisado, empezaron a reconocer que algo había cambiado. «Algo en el circuito no se ha adaptado bien a nuestra nueva remesa de neumáticos, pero el nuevo sistema de unión no está en entredicho», afirmaba el comunicado. Media hora antes de la carrera, no había cambios. Cuatro después, un nuevo sistema de unión. Lo del kevlar se lo callan. Por poco tiempo. La FIA tendrá multitud de quejas mañana en su mesa con las pruebas.

¿Y ahora que? Quedan cinco días para que los coches se pongan en marcha en Nürburgring de nuevo y estas ruedas no son seguras. Volver a las de Canadá y Barcelona podría ser una solución de urgencia. Los equipos, la FIA y Pirelli deben reunirse el miércoles para tomar decisiones, pero este campeonato está marcado para siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s